El Xerez Deportivo FC y la afición que creyó en un futuro mejor

0
Aficionados del Xerez Deportivo FC en Chapín.

El Xerez Deportivo FC, tal y como contamos el otro día en la anterior entrada del blog, fue creado por un grupo de aficionados y ex jugadores del Xerez CD, mítico equipo de la ciudad andaluza. El motivo era la necesidad de terminar con la incertidumbre que vivía el equipo en la última década, ya que siempre se encontraba con deudas y al borde de la desaparición. Desde un principio tuvo mucho éxito y arrastró a la gran mayoría de los aficionados xerecistas. Actualmente, tras acumular varios ascensos desde su fundación en 2013, se encuentra en puestos de play off de ascenso a Segunda División B. Para conocer más de cerca los motivos, historia y modelo del equipo de la provincia de Cádiz, hemos hablado con el directivo Alejandro Coca y con Javier Copano, aficionado del equipo muy implicado en todo tipo de iniciativas y con gran reconocimiento en el club. 

Alejandro Coca, estuvo en la primera junta directiva del club en 2013. En la siguiente legislatura se volvió a presentar con otro grupo que volvió a salir. Es vocal, se encarga de temas logísticos dentro del equipo y tiene cercanía al director deportivo, al que le echa una mano cuando hace falta. Anteriormente, fue socio y aficionado del Xerez CD, al que siguió durante toda su vida. También tenía presencia en movimientos de peñas. 

Camiseta del Xerez Deportivo FC con el nombre de sus socios.


El equipo jerezano llevaba una década con dirigentes "que no estaban llevando una buena gestión en el club". Fue desde los movimientos de peñas donde se inició la presión a la directiva para que el modelo fuese distinto y "más acorde con lo que correspondía con un club de la seriedad del Xerez". Los dirigentes pasaban de uno a otro, con frecuencia habían cambios y en 2013, año del descenso del club a Segunda División B, se desentienden del equipo. "En ese momento los aficionados tienen conversaciones con los dirigentes para ver si existía la posibilidad de que nos dejaran el equipo a los socios", comentaba Alejandro Coca. Sabían que era complicado sacar el club adelante, pero tenían la intención de intentarlo "de la manera más digna posible". En un principio el proceso iba en buen camino, pero a última hora se torcieron los planes y el club fue vendido a un empresario sevillano que estuvo anteriormente en el Jerez Industrial. "Había dejado una gestión nefasta a nivel económico y a nivel social", aseguraba el vocal del Xerez Deportivo FC. "Esa persona había sido portada de periódico por sus escándalos, ya lo conocíamos aquí", añadía. 

En esos momentos, cuando se les asegura que lo más probable es que el club desaparezca, se pone en marcha un 'plan B'. "Hay un momento en ese verano en el que nos aseguran que el club no va a seguir adelante, aunque luego no fue así". Se iniciaron los trámites de fundación de un nuevo equipo, que empezaría compitiendo en la octava división. "Cualquier persona que sea amante del fútbol y seguidor del club sabe que dejar a tu equipo es, probablemente, la decisión más dura y dolorosa a lo largo de su vida", decía el andaluz, quien cree que no va a tener que tomar una tan complicada nunca más. La afición del equipo popular jerezano considera que el sentimiento es el mismo que con su anterior equipo y mantienen los valores como afición. "Amamos a nuestra ciudad y queremos que nuestro equipo esté lo más arriba posible", comentaba sobre sus valores. 


Ciudad dividida
Cuando entra el nuevo Xerez en la ciudad se entra en una etapa de conflicto. Un grupo de aficionados decidieron no apoyar la propuesta, a pesar de que fue votada y apoyada por la mayoría de socios del Xerez Club Deportivo. "Un número de personas pensaba que esa no era la solución adecuada, nosotros a nivel institucional tenemos el máximo respeto a ese club y esas personas que tienen ese sentimiento", comentaba. Se empezó a generar cierta tensión y rechazo de algunos aficionas hacia el nuevo club. "Que haya dos clubes en la misma ciudad representando el mismo sentimiento, genera cierto conflicto en ocasiones", lamentaba. 

"Algunos creen que es más importante que se siga manteniendo el nombre del club y del escudo, es algo que nos han inculcado desde pequeños en el mundo del fútbol", explicaba el directivo. Sin embargo, considera que en su club se le ha dado más importancia a otros valores como el de llevar una buena gestión, aportar a la ciudad y que sean los socios los encargados de tomar las decisiones. 

Jugadores del Xerez Deportivo FC antes de un partido.


El sentimiento de enfrentarte a tu equipo
Cuando se fundó el Xerez Deportivo FC en 2013, ni se planteaban enfrentarse al equipo original. Había varias categorías de diferencia y existía el pensamiento de que el equipo iba a desaparecer tarde o temprano. Sin embargo, llegó el momento en el que se tuvieron que ver las caras. La difícil situación hizo que muchos aficionados no quisiesen acudir al encuentro. "Poco a poco se va normalizando la situación", y se vive como un partido diferente. Antes se decía que "este partido no se debía haber jugado nunca, pero ya se está quitando eso", manifestaba Alejandro Coca. 

"Deportivamente aspiramos a lo máximo", decía el vocal del Xerez Deportivo FC, quien considera que la Tercera División no está acorde con la historia del xerecismo. "Mínimo debemos poner a este club en Segunda División B, y ya desde ahí, si se puede algún día, pegar el salto a la liga profesional", comentaba. Se pretende que el club sea estable y que no tenga los problemas económicos que ha tenido el Xerez Club Deportivo a lo largo de su historia. "Queremos dejar a nuestros hijos y nietos un club del que sentirse orgullosos". Tiene claro que deben ser "un club referente en la ciudad".

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Pancarta del Xerez Deportivo FC.

"Creo que subiendo a Segunda División B la masa social aumentaría", confesaba el vocal del club. No cree que esa masa social vaya a llegar por la gente que sigue con el Xerez Club Deportivo, ya que sí no han tomado la decisión de dar el cambio en casi siete años, no lo van a hacer ahora. "Están convencidos de su proyecto, que estemos en una categoría más no les hará cambiar de idea". Sin embargo, si cree que aumentarían el número de socios en base a aquellos que no están yendo al fútbol, "los que están esperando en casa a ver que pasa".

Se pretendía ir consiguiendo ascenso por año, aunque "se ha demostrado que es bastante complicado". El equipo andaluz solo ha incumplido el objetivo del ascenso en dos ocasiones, una de ellas en división de honor y la otra en la temporada pasada, donde un gol les impidió disputar el play off de ascenso a la categoría de bronce. Pero lo importante para sus socios es estar en el fútbol profesional y ver que se está montando una buena base. 

"La gente vio que lo que estábamos haciendo aquí no era ninguna locura"

El modelo de fútbol popular no era muy conocido en la ciudad de Jerez. Se empezó a conocer cuando se inició el proceso de fundación, entonces la gente empezó a interesarse. La gente vio que "lo que estábamos haciendo aquí no es ninguna locura, es un modelo bonito que se ha llevado a cabo en otras ciudades". Al principio "hubo un boom", la fundación del equipo era todo un acontecimiento y había serias dudas de que el otro club pudiera salir a competir. Además, el precio del carné de socio era bastante bajo, por lo que en la primera temporada se consiguió la cantidad de 6.000 socios. Con el paso de los años, la masa se ha ido fidelizando al equipo y consta con 3.500 socios en la actualidad. "Es un número cercano a lo que ha movido el Xerez CD en las épocas que no ha estado en el fútbol profesional", cuenta Alejandro Coca. 

"El modelo de fútbol popular ha cuajado en Jerez porque llevábamos diez años viendo que algo podía pasar". Aunque en los últimos años la ciudad hubiese tenido fútbol hasta de Primera División, "todos los años había un 'run run' de que el equipo podía desaparecer". La incertidumbre se presentó en los aficionados xerecistas y el miedo aumentaba por momentos. Además, al iniciarse el proyecto de una manera democrática, los seguidores se sintieron muy involucrados.

Celebración de un gol en Chapín.


Casi 10.000 aficionados en octava división
En el partido del ascenso a séptima división, el primer año del equipo, se juntaron un total de 8.000 personas. Un dato absolutamente impensable en esas categorías e histórico en el fútbol mundial. "Los partidos eran contra equipos de barriadas y pueblos de Jerez". Los rivales eran jugadores jóvenes que salían de categorías juveniles. "Fue algo chocante para la afición, pues venía de ver partidos en Chapín de fútbol profesional y terminó viendo en ese mismo estadio al equipo de su barrio", explicaba Alejandro Coca. 

Las cuotas de abonos y los patrocinadores son las principales fuentes de ingresos del club. Al igual que muchos otros equipos populares, también se financian a través de la venta de merchandishing, bares del estadio, rifas, etc. 

"Los primeros dos años tuvimos que pagar 1.200 euros por cada partido en Chapín"

Y el tema del estadio también tiene su interés, ya que han jugado sus partidos en Chapín desde el día de la fundación, y ahí sigue el equipo. "Hay algunas excepciones, como la de que se tenga que hacer algún concierto en el estadio", añadía. El club solicitó jugar en el mítico estadio desde el primer momento pero los dos primeros años no salió barato. "Tuvimos que pagar una cantidad de unos 1.200 euros por partido", comentaba. A partir del tercer año, hubo un cambio en las ordenanzas que permitía usar el estadio a cualquier club de la ciudad que tuviese un 10% de los aficionados de Jerez. "Jerez tiene 210 mil habitantes y nosotros teníamos en ese momento más de 2.000 socios", por lo que pudieron hacerse con el derecho de usarlo. 

Afición y equipo, unidos en Chapín.


La afición
Nuestro otro protagonista es Javier Copano. Fue aficionado del Xerez CD desde que se mudó a la ciudad de Jerez con diez años, además de jugar en el filial del equipo. Siempre ha estado muy implicado con el xerecismo, desde 2013 en el Xerez Deportivo FC. Creó un grupo de Facebook con el objetivo de unir a los aficionados e informar sobre temas de club, además de servir como un vínculo social con debates, opiniones, etc. Se considera "el apagafuegos" cuando algo se calienta, trata de subir la moral de los aficionados tras las derrotas, etc. 

El verano en el que se descendió tras "una temporada nefasta", Javier Copano estuvo presente junto a otros 800 aficionados xerecistas en una reunión en la que se les informa que el equipo va a ser liquidado. "Parecía que la cosa iba bastante seria y los presentes coincidíamos en que el fútbol aquí debía continuar". Votaron por fundar un equipo nuevo y posteriormente hubo un referéndum en el que se confirmó que la creación del Xerez Deportivo FC y el inicio en la competición para la próxima temporada. El aficionado xerecista nos cuenta que "si no se hubiese fundado el nuevo equipo, yo no me hubiese abonado al Xerez CD, al igual que mucha otra gente". Los aficionados no querían estar en manos de Ricardo García, el empresario sevillano que hemos mencionado anteriormente que ya estuvo en el Jerez Industrial. Dicho empresario, "dejó en la ruina a un equipo histórico de Segunda División B. Llegó a salir del estadio en un furgón policial, ya que algunos aficionados lo querían agredir". "Se llega a presentar alguien que no conocemos y lo mismo caemos, como con los demás, pero en ese caso no fue así", explicaba. "Parecía que esto era un concurso de a ver quien se llevaba más dinero", opinaba el aficionado andaluz.


"Nos decían que es como si una madre está enferma y se la abandona"

Como hemos mencionado anteriormente, mucha gente no tenía pensado abonarse al Xerez CD aunque no hubiese llegado el nuevo club. Eso significó muchas críticas por parte de ciertos aficionados. "Incluso ciertas personas estuvieron el primer año con nosotros y luego volvieron al antiguo equipo", comentaba. "Nos decían que es como si una madre está enferma y se la abandona", aunque para él no tiene nada que ver. Aseguraba que en el nuevo equipo de la ciudad tienen a gente que llevaba 50 años con el carnet de socio en el Xerez CD. Ex jugadores y socios fundadores del conjunto que estuvo en 2009 en la categoría de oro han apoyado al equipo popular de la ciudad. Le entristece reconocer que les han llamado "ratas" y que se han perdido amistades. "Dicen muchas cosas, pero creo que el futuro está aquí", "ese equipo es inviable" debido al dinero que deben. 

Resultado tras el último derbi jerezano.


"El año pasado nos quedamos fuera de los play off a cinco minutos del final y tengo la constancia de que ellos pegaban saltos". Asegura que el Cádiz es el rival del xerecismo, pero que ellos gritaron el gol que les anotó su filial la pasada campaña para ganarles. 

A pesar de todo, el Xerez Deportivo FC sigue adelante, sin importar la críticas. Saben que son un club rentable y que paga puntualmente a los jugadores. Además, son el equipo con más masa social de la provincia después del Cádiz, que milita en Segunda División. "También hay que destacar que se ha logrado prácticamente un ascenso por año, como Unionistas". 

Sin embargo, al principio le costaba asistir a los enfrentamientos ante el Xerez CD. "En un partido ante ellos, Dani Pendín (ex jugador del Xerez CD) recibió un monedazo", y a partir de ahí Javier Copano decidió asistir a los derbis jerezanos. Asumió que el había elegido ese camino, y que iba a vivirlo como con el anterior equipo en un principio.

Mientras el Xerez CD era una ruina con enormes deudas, en el club popular de la ciudad, Javier Copano comenta orgulloso que pueden votar por su himno, escudo, precio de los abonos, etc. "Participamos mucho, esto es nuestro. En la S.A. solo interveníamos para pagar el abono y ver los partidos, aquí tenemos voz y voto". Considera que han podido comprobar lo que es "el romanticismo" del fútbol. Evidentemente, recuerda con dureza que desde el año 2000 al 2013 solo habían estado en Segunda División, con la inclusión de un año en la primera categoría, lo cual es fútbol profesional. Pasaron de ver a equipos históricos como el Real Madrid, Barcelona, Betis, Zaragoza, Deportivo de La Coruña o Sporting de Gijón a ir a ver jugar a su equipo a pueblos. 

"Fuimos 1.500 xerecistas a un pueblo de 2.000 habitantes"

Javier Copano recuerda en especial el desplazamiento a El Bosque, un municipio gaditano. "Fuimos 1.500 xerecistas en un pueblo de 2.000 habitantes", comentaba. Habla del romanticismo y de la cercanía que había con el equipo, cosa que considera que es imposible con equipos que son empresas. Actualmente se sigue moviendo gente a través de coches particulares o autobuses. Los equipos se pasan toda la temporada deseando que llegue el partido ante el Xerez Deportivo FC, porque les salva una parte importante del presupuesto de la temporada. Además, al tratarse de una masa social tan grande, los clubes cobraban entrada aunque se tratase de la categoría más baja posible. "Organizaban convivencias a mediodía y les podíamos salvar hasta un 60% del presupuesto". Sin embargo, en algunas ocasiones han tomado la decisión de no ir debido al incremento de precio. 

Equipo y afición xerecista en El Bosque.


Es reconocido entre la afición por sus iniciativas, como la de crear pancartas para animar. "El estadio es frío por la lejanía y la pista de atletismo, por lo que yo intento aportar". El sonido de Chapín, aun así, no es del todo malo, pero si fuese por ellos pondrían unas gradas supletorias. De todos modos, "es verdad que es un campo muy cómodo, hay socios que incluso han pagado por tener palcos". Al fin y al cabo, los socios deben adaptarse con lo que tienen, pues ellos no tienen un millonario que vaya a construirles un nuevo estadio. "Yo creo que con un ascenso llegaríamos a 5.000 o 6.000 socios". También ha querido añadir que, en caso de ascender en el play off de ascenso de esta temporada, va a ir dedicado a Juan Bellido, quien compartía vicepresidencia en la junta directiva y pudo llegar a ser presidente. 

Confiesa que a pesar de tener casi 50 años, su ilusión es la de un niño pequeño. "Yo siempre me he sacado el abono más caro que he podido para ayudar al club", exclamaba. También ayuda siempre que puede ya sea con temas de la cantera, venta de rifa, etc. Recuerda con mucho cariño los ascensos, y cree que el peor momento fue en la temporada pasada, cuando se quedaron a las puertas de disputar el play off de ascenso. 

Y esta es la historia del equipo jerezano contada por dos personas que viven, aman y conocen al club. Una historia que puede resultar curiosa y llamar la atención desde fuera en el caso de no conocerse, pero que merece la pena conocer. Un equipo hecho desde el sentimiento, cariño y sacrificio, un club que representa a la perfección los valores que debería tener el fútbol. 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios