SF Fairant Krakow: Cuando la diversión es tu mayor triunfo

0


SF Fairant Krakow: Cuando la diversión es tu mayor triunfo


En Cracovia hay una leyenda preciosa que narra la historia del rabino Eisik. Este señor soñaba una y otra vez con un tesoro que se encontraba en Praga. Finalmente decidió hacer las maletas y viajar a la capital checa. Allí en el puente donde le marcaba el sueño comenzó a cavar. A uno de los centinelas del puente le picó la curiosidad y le preguntó qué hacía allí. Tras contarle su historia, el soldado le dijo que él no hacía caso a los sueños, pero que si creyese en ellos hubiera hecho el camino opuesto porque una voz le susurró que en Cracovia había un tesoro en casa del judío Eisik, hijo de Jekel.


El rabino volvió corriendo a su casa y en el lugar descrito por el centinela encontró un tesoro que le sacaría de la pobreza, e incluso construyó una casa de oración que todavía conserva su nombre. La moraleja de esta fábula es clara, muchas veces tenemos el tesoro en nuestras narices pero tenemos que viajar a regiones lejanas para comprenderlo, como le sucedió a Szczepan Janus, que tras vivir varios años en Manchester y visitar a menudo Broadhurst Park, el estadio del FC United, uno de los adalides del fútbol popular en Europa, comprendió que el tesoro estaba en su ciudad natal, en Cracovia junto a su propio grupo de amigos… Así nacía en 2018 el SF Fairant Krakow.


Cambiando la mentalidad del fútbol polaco


Este proceso no fue cosa de un día y como la mayoría de grandes iniciativas tiene su origen en un pub y una conexión directa con la cerveza. “Después de dos o incluso cinco jarras con algunos amigos pensamos que sería una gran idea empezar un nuevo club con un enfoque radicalmente opuesto al del actual fútbol moderno. Queríamos que todo el mundo en el club tuviera los mismos derechos y su voto valiera lo mismo. También buscábamos hacernos un hueco en el fútbol polaco demostrando que se puede jugar por diversión, mostrando respeto al oponente. ¡Solo queremos pasarlo bien!” 



Estas palabras parecen obvias pero Polonia sigue siendo uno de los países de Europa donde todavía hay mucha violencia en las gradas y una tensa relación entre aficiones, por lo que el mensaje de paz y diversión del Fairant supone una novedad respecto a muchos clubes de su entorno. Quizás uno de los elementos que facilita esta actitud es el huir de la política. “Mientras seas un buen tío y quieras tomarte unas cervezas nos da igual a quien votes… pero por favor no hables de política durante el partido”.


Muchos de los fundadores eran seguidores de otros clubes del país como Wisla, KS Cracovia o Legia Varsovia, este último el dominador de la Ekstraklasa en los últimos años, pero esta diversidad sirvió para que el Fairant Krakow no buscara ni sustituir ni parecerse a ninguno de los tradicionales equipos polacos. “En general todos ellos tienen una cosa en común, no podrían existir sin un gran inversor. Algunos son por parte de empresas, otros tienen un gran apoyo de la ciudad, pero lo que está claro es que para ser rentables necesitan invertir muchísimo dinero ya sea público o privado. Queremos demostrar con el Fairant que se pueden hacer las cosas de otra manera”. 


El fútbol popular es una novedad en Polonia. El deporte del país sigue basándose en valores tradicionales, los directivos se han quedado anclados en los tiempos del comunismo. No entienden al aficionado, el entorno, sino que siguen trabajando en fórmulas que ya se han quedado obsoletas. “Estamos intentando cambiar esa mentalidad y tenemos la sensación de que está funcionando. Gente de Polonia y de otros países (saludos a España) ya conoce nuestro proyecto y ello nos ha servido para conseguir nuevos sponsors, el mayor de ellos una empresa de cervezas, y tener una camiseta exclusiva y personalizada. Incluso la Federación Polaca sabe de nuestra existencia y es algo extraño porque no suelen hacer mucho caso a las categorías amateur”.





Hay otros equipos intentando hacer cosas similares en el país como el Dragoons Krakow, formado por expatriados que viven en la ciudad, o el AKS Zly, pero que tienen una mayor connotación política que el Fairant. También intentan tener en su foco a clubes de fútbol popular de otros países. “Generalmente nos hemos fijado más en clubes ingleses, pero después de hablar contigo creo que debemos ser más abiertos y mirar a clubes de otro lugares que estén haciendo las cosas mejor que nosotros, así que estaríamos encantados de ponernos en contacto con algún club español”. (Desde 'El Fútbol Popular' les hemos pasado un par de contactos)


El objetivo a futuro del Fairant Krakow: Sobrevivir


El ser parte de un club como el Fairant Krakow en una ciudad donde ya existen varios grandes clubes no es sencillo. Los socios deben organizarse para ayudar en las tareas diarias de administración marketing, relación con jugadores, mantenimiento del estadio… El principal objetivo a medio plazo de los fundadores es que llegue el día en el que el club funcione “solo” y puedan acudir los fines de semana al estadio a disfrutar con una cerveza en la mano. ¡Más pronto que tarde llegará ese día!





Actualmente el equipo está en la séptima categoría de 9 que existen en el país. En los partidos más importantes superan el centenar de aficionados, pero confían en que la cobertura a nivel nacional les haga seguir creciendo en los próximos años hasta ser un equipo de referencia del fútbol popular polaco. Afortunadamente el covid no ha supuesto un problema financiero para el club ya que los jugadores no cobran y el estadio no es de su propiedad, por lo que apenas han tenido gastos durante estos meses y han focalizado sus esfuerzos en ayudar a otros clubes locales que sí que han sufrido más la crisis. “Nos gustaría poder realizar más actividades para ayudar a la comunidad pero estamos muy faltos de tiempo y de personal. Lo que sí intentamos hacer a menudo es reunirnos en alguno de nuestros pubs amigos e invitar a ex futbolistas o periodistas deportivos para que nos cuenten sus experiencias en un ambiente muy distendido donde cualquiera puede participar”.


El objetivo a corto plazo para el club es sencillo, sobrevivir. Pero no se cierran ninguna puerta para más adelante… Lo curioso es que en los dos años de existencia, el equipo ha ascendido dos veces pero ninguna de ellas de manera convencional. En el primer año se eliminó la última categoría del fútbol en Cracovia por lo que se les pasó a la octava categoría. Este año iban líderes cuando llegó el covid a mitad de temporada y la Federación tomó la decisión de no concluir la Liga y que el equipo que iba en primera posición subiera, dando así un pasito más. “Veremos cuánto podemos aguantar sin que los jugadores cobren, pero en algún momento tendremos que tomar decisiones. Por el momento solo buscamos pasarlo bien y estar entre amigos. Si aseguramos no perder eso, podemos pensar en grande. Pero también debemos de admitir que al menos por ahora toda la gestión del club no está siendo tan divertida como esperábamos en un inicio“ :)


Si algún club español quiere contactar con ellos son una gente muy amigable y con muchas ganas de aprender y hacer crecer el fútbol popular. Esperamos que este año puedan ascender en el césped y seguir con su escalada hacia arriba en la competición polaca. ¡Desde aquí estaremos animándoles a conseguirlo!


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios